Kidz Martial Arts

¿QUÉ es el programa Defence Lab Kidz?

El Programa Defence Lab Kidz es un programa de defensa personal  práctica y de acondicionamiento físico para niños, impartido junto con la educación moral y carácter ético y el desarrollo de habilidades motoras.

Ha sido diseñado para entender cómo enseñar a los niños, enfocado en desarrollar sus habilidades sin generar ningún tipo de violencia.

Contenido del programa educativo de los niños

Es un programa educativo que se desarrolla utilizando las artes marciales como herramientas, específicamente defensa personal.

Lo que se busca a través de este programa es enseñar a los niños las habilidades, actitudes y aptitudes que necesitan para desarrollarse en la sociedad actual, que está en constante evolución.

Los niños y niñas aprenderán a respetar a sus compañeros, saludar, pedir permiso para entrar en los sitios, ser responsable y cuidadoso con el material de clase y sus propios artículos, a usar su toalla, etc.

Crecimiento Personal

Aún más importante que los niños encontrarán, es un programa que le ayudará en su crecimiento personal, que les dará confianza y les hará creer en sí mismos, se les enseñará que ellos pueden ser todo lo que quieran ser, que nosotros ponemos nuestros propios límites.

Un punto muy importante y revolucionario en el programa infantil es la interacción de los padres con sus hijos, los cuales, a través de un instructor calificado serán guiados a asumir roles diferentes, a veces como maestros y a veces como alumnos. Con todo eso, los padres van a entender lo que sus hijos les gusta, con las cosas con las que más se divierten y ver la importancia de escuchar a sus hijos, sobre todo cuando tienen algo que decir, mostrar o enseñar.

Es una oportunidad única para entender esta parte tan importante. Además, los padres van a entender un poco mejor cómo sus hijos están trabajando y cómo pueden ayudarles a preparar sus exámenes y mejorar.

Aquí tienen la oportunidad de estar cerca y aprender a estar juntos, ambas partes (padres, madres, hijos e hijas), a través del intercambio de roles, ya que en la sociedad en que vivimos parece que los padres siempre están hablando, y los niños deben escuchar y aprender, pero los adultos también tienen mucho que aprender de sus hijos.